EL “TRANCAZO” EN MISANTLA: LAS EPIDEMIAS.

EL “TRANCAZO” EN MISANTLA: LAS EPIDEMIAS.

En la ciudad de Misantla como en muchas de México y del mundo, están sufriendo una  terrible pandemia, derivado de la  llamada Covid-19, que amenaza con diezmar al mundo, pero esta pandemia no es la única que ha azotado a la humanidad, en otros épocas la población ha sufrido de cruentas y mortales enfermedades.

En el inicio del siglo XX, nuestro país al igual que otros sufrieron de terribles enfermedades, a la par que el mundo sufría importantes cambios, revoluciones en muchas partes del mundo, fenómenos naturales y sociales y que marcaron aquella época.

 Misantla en  1914 era  un lugar sumamente apacible, con una pequeña población donde parecía que el tiempo se había detenido, pobladores de aquella época relatan que  se suscitó la aparición de una enfermedad que el pueblo dio en llamar el “trancazo” y que provocó que muchas familias murieran a consecuencia de aquella terrible enfermedad, refieren  pobladores de aquel tiempo, que muchas casas fueron cerradas como consecuencia de que sus moradores habían fallecido, era una triste y dolorosa imagen que prevalecía en el Misantla de aquel tiempo, pobladores llegaron a atribuir como un castigo divino aquella pesadilla ya que en esa época la religiosidad del pueblo era una característica.

Un Misantla que ya se fue, nostálgico.

Años más tarde, el pueblo de Misantla sufrió el embate de otra terrible enfermedad que se convirtió en una epidemia, fue conocida como la “viruela negra” enfermedad que causó una mortandad en el pueblo, hasta por dos veces  se suscito en Misantla de los años de 1924 a 1932, años fatídicos para el pueblo que fue testigo como muchos de sus habitantes murieron a consecuencia de aquella temida y mortal enfermedad.

Fue en  esa época  que Misantla vio como surgió aquel famoso “Lazareto” que se dice funcionó en las orillas de la ciudad, lugar que para llegaran las personas, eran “sahumadas” tanto para entrar como salir de aquel lugar, que era  una improvisada y rustica construcción  que albergaba a las personas que tenían la desdicha de contraer la temida “viruela negra”  en ese lugar, los escasos médicos y personal de enfermería atendían a las innumerables personas que enfermaban con terrible “pústulas” en todo el cuerpo, mucha gente murió a consecuencia de aquella enfermedad y que  de inmediato eran sepultadas para evitar más contagios, hay quienes refieren  que muchas personas eran sepultadas en simples petates en una fosa común.

Tiempos en que la ciencia médica no estaba tan avanzada como actualmente y que nos debe de dar una idea de lo rustico que era la  práctica de la medicina, tiempos  en que las vacunas no tenían mucha aceptación, había mucho desconfianza por parte de la población.

Como podemos apreciar, la humanidad en diferentes épocas ha enfrentado diversas pandemias, hoy lo hacemos ante un mundo donde la movilidad es una característica que nos está ocasionando graves daños.

Millones de personas en el mundo son escépticos ante la aparición de la pandemia, otros dudan de su existencia, de su origen, sea como sea, vivimos amenazados por una letal enfermedad a la cual le debemos tener un profundo respeto dada la peligrosidad que se cierne sobre nosotros.

Misantla como infinidad de lugares, está sufriéndolos daños colaterales muy graves debido a la pandemia, una de las más graves que hemos afrontado, cuidémonos.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.