TEPETOMATES.       

TEPETOMATES.       

Autor: Dr. Vicente Mota y Orduña.

Agradecemos  al Dr. Vicente Mota y Orduña, su colaboración  con este gran trabajo para Misantla MX.

Dulce y sabroso es el fruto

Llamado tepetomate

 Hoy sólo digo ¡Qué bruto!

De su sabor soy amante

Ojalá que con buen tino

Alguien venga y lo rescate

Grande sería el desatino:

¡Loco estaría de remate!

Si le valiera un pepino

Su extinción sería de orates.

¡Ah! ¡” Los tepetomates”! Que dulce y agradable  sabor al paladar. Se hace agua la boca al traer a la memoria ese fruto tropical jugoso y carnoso. Cuando escucho hablar de este fruto, invariablemente vienen a mi mente las imágenes de la infancia y las idas al río, las competencias de clavados allá en las lajas, y las convivencias con los amigos de la Morelos y del barrio de Nacaquinia. Un grato sabor de boca y tanto o más dulce que el “tepetomate” es el que me producen estos recuerdos de mañanas y tardes veraniegas, soleadas, de juegos de risas y andanzas colectando ese exquisito fruto entre chapuzones, risas, juegos y clavados allá en las lajas. Recuerdo bien que un poco más arriba, se encontraba un árbol y una rama de el era usada también como trampolín, eso nos permitía saborear entre clavado y clavado de este sabroso y esférico fruto, de jugosa pulpa, comestible de color rojo y suave al tacto, que disfrutábamos al punto de cortarse. Y hago notar esto, porque el “tepetomate” es una fruta endémica de la zona de Misantla, sabrosísima pero, difícil de comer, por que se pone negra el poco tiempo de ser cortada del árbol, motivo por el cual la gente se reúne bajo el árbol para cortarlos y comerlos, y a veces, o al menos así lo hacíamos nosotros, depositábamos un buen número de ellos en una “papata”, tal y como si fuésemos a usarla para tomar agua, esto los mantenía frescos, bajábamos a un lugar sombreado y a disfrutar de ese rico manjar. ¡Ah! Qué tiempos aquellos en que abundaba el “tepetomate” y entre clavado y clavado nos acercábamos a la fronda del árbol, estirábamos  la mano, y cortábamos tres o cuatro “tepetomates” para echárnoslos  a la boca para mitigar la sed y el hambre con ese dulce jugo y su pulpa, mientras llegaba la hora de la torta, la sardina, las enchiladas, o lo que fuese que cada cual llevara para lonchar con su respectiva agua de limón, de naranja o de capulín. Ignoro si aún existe ese árbol o fue víctima de alguna creciente o de la mano depredadora del hombre, me han comentado que aquella zona es muy diferente ahora. Me he prometido que en la próxima visita al pueblo iré a buscarle y a recordar viejos tiempos de juegos y de agasajos con “tepetomates”.

Manera típica de comer “tepetomates ” en Misantla

Aunque su nombre común es Tepetomate, otros nombres comunes con los que se conoce son  mamba en el norte de Chiapas, Tabasco y Campeche, manash tzotzash y Ramón de mico en Chiapas, ojoche colorado en norte de Puebla y Veracruz.

El “tepetomate” es una fruta típica de Misantla.

 El árbol llega a medir hasta 30 m de alto con copa redondeada y densa; sus ramas ascendentes y luego colgantes. El tronco recto hasta 1 m de diámetro. En el pueblo, este fruto esférico de 1 a 2 cm de diámetro es muy apreciado, por su sabor agradable al paladar y muy buen complemento alimenticio, desafortunadamente parece que se encuentra en peligro de extinción. No tengo conocimiento si en Misantla se use para hacer agua, paletas, raspados u algún otro producto alimenticio, yo al menos, no lo he visto. Como ya dije, las características de su deterioro al poco tiempo de cortarlos quizá sean un impedimento, pues fácilmente se echa, a perder. La literatura reporta que se pueden hacer con él jugos y licores. En fin, espero haber cumplido con quien sugirió que no nos olvidáramos  de escribir de este fruto. De verdad, ojalá y que alguien se ocupe de rescatar de la extinción a este exquisito fruto silvestre.

Vicente Mota y Orduña, de profesión médico, por excelencia  poeta y escritor misanteco, quien tiene una gran sensibilidad y conocimiento  por escribir sobre temas de su  Misantla añorada.

Fotos: Crédito a quien corresponda.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.