Reapertura del Centro Católico de Misantla

Reapertura del Centro Católico de Misantla

El cierre de la Parroquia de la Asunción de Misantla durante la “Guerra  Cristera” fue consecuencia de ese conflicto armado que tuvo su mayor apogeo del año de 1926 a 1929, guerra desatada entre el gobierno y religiosos católicos que se resistían a la aplicación  de la legislación que restringía el actuar de la Iglesia Católica así como la afectación de sus bienes, un conflicto que originó la muerte de más de 200 mil personas.

La guerra cristera afectó a entidades como Nayarit, Jalisco, Zacatecas, Michoacán y una buena parte de la población del centro del país eminentemente rural.

“Más de mil católicos congregados en el Palacio municipal piden la devolución del templo católico” 30 de Agosto de 1937. Saldaña Fotografía

En Misantla como en muchos lugares, aquella guerra afectó el culto religioso que era apoyado por el gobernador Adalberto Tejeda Olivares, un militar revolucionario con fama de anticlerical  y que fue pieza fundamental para que en Veracruz el conflicto religioso, durara más tiempo, quería terminar con el culto religioso sin embargo la fe de la grey católica defendió vehementemente su fe cristiana. “Manifestación de católicos pidiendo la devolución del Templo Parroquial” 30 de Agosto de 1937.

Es en el año de 1938 cuando el sacerdote Celso Ibarra Rosendo reabre el Templo Parroquial de la Virgen de la Asunción ya que se había enterado que dicha iglesia permanecía cerrada.

Presbítero Celso Ibarra Rosendo(al centro). Lider de la reapertura de la Iglesia

La historia refiere que ese año de 1938, el Padre Ibarra en días previos al 23 de octubre de ese año había realizado reuniones privadas para lograr la reapertura del templo con la participación activa de la Asociación de Damas Católicas, fue en una de esas reuniones en que acordó que para el día 23 de octubre de 1938, fecha que ya fue consignada, sería reabierto el Templo Parroquial tomando todas las medidas precautorias ya que era un hecho muy peligroso dada la situación que prevalecía en las autoridades de Veracruz en ese entonces.

Grupos de Damas misantecas. Al centro la Sra. María Lagunes quien le dio alojamientoe en el pueblo al padre Celso Ibarra.

Fue así que previo a las indicaciones del sacerdote Celso Ibarra, acordaron que el día ya mencionado, se tocarían  las campanas, esa sería la señal para ello el señor Catarino Montoya logró entrar de manera ingeniosa a la  iglesia que permanecía cerrada y consiguió  llegar al campanario y repicarlas fue así que la población al escuchar el tañer de las mismas, acudió a la Parroquia donde fue arengada por el padre Celso Ibarra para de ahí dirigirse al Palacio Municipal donde despachaba el entonces gobernante Feliciano López y a la Oficina de Hacienda, ubicada en la calle 5 de mayo para pedirle al titular de esa oficina Sr. Manuel González, las llaves de la Parroquia quien tras consultar con funcionarios de la ciudad de Xalapa, entregó las llaves a la comisión que había sido nombrada para tal fin.

Fue entonces que la muchedumbre se dirigió  a la Iglesia donde el padre Celso Ibarra celebró una misa de acción de gracias por el afortunado hecho.

Así concluyó un trágico episodio de la Iglesia Católica y el gobierno, finalmente la fe se impuso. 

Parroquia de la Asunción, Misantla, Veracruz
📷: Luis Cervantes

PLACA CONMEMORATIVA

En la entrada de la Iglesia se puede encontrar una placa con el siguiente mensaje:

“1938 a 1988 L ANIVERSARIO de la reapertura de este templo, presbítero Celso Ibarra Rosendo y presbítero José Luis Aguilar Tinoco”, con fecha del 23 de octubre de 1988.

FUENTES:

Templo de Santa María Mizantla Siglo XVI .Ángel Miquel Cuevas Pérez. 2019. Cronista de la ciudad y periódico el “Chiltepin”

Edición y formato:Alan E. Meza Virues.

Fotos :Facebook Misantla Antiguo

Fotos : Facebook Mizantla Magazine

Fotos: Luis Cervantes – Misantla Comunicación

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *