Personajes misantecos: David Vázquez Martínez

Personajes misantecos: David Vázquez Martínez

Don David Vázquez Martínez es todo un personaje que el pueblo de Misantla conoció, originario del mismo, era visto por las calles del pueblo muy temprano con ese caminar ágil que tenía, se dirigía a la Parroquia de la Asunción para repicar las campanas que llamaban a la feligresía para la misa de 6 de la mañana.

Nació el 29 de diciembre de 1917 y falleció un 11 de enero de 2006 a los 88 años de edad. Se casó con Gregoria Magdalena de los Santos Quiñones  con quien tuvo a sus hijos: Jesús Jacinto(+); María de Lourdes; Miriam(+); Rosalía; José; David; Héctor; Miguel;Ana María;Raquel y Elena.

Alrededor de 2004 Don David, dejó plasmado lo siguiente en una entrevista hecha por la joven María del Rosario Gómez Solano1:

“Mi nombre es David Vázquez Martínez, tengo 86 años, soy originario de Misantla igual que mis padres. No estudie mucho, sólo llegué al tercer  año de primaria, no pude seguir porque en aquel tiempo mi padre nos enviaba a cuidar la milpa, al corte de café  o a lo que  se podía, mi padre murió cuando yo tenía 7 años, mi hermano mayor siempre andaba fuera, ejerció la naval en Aviación y me quedé sólo con mi madre”

Su servicio en la Parroquia de la Asunción

Don David en sus años mozos fue carpintero, eran tiempos convulsos donde en ciudades del centro del país se recrudecía la llamada “Guerra Cristera”. En Veracruz también  se vivirían momentos difíciles para la fe católica.

Misantla no fue la excepción, en el año de 1931, bajo la administración del presidente municipal Manuel Hernández Delgado se realizaron desmanes en la Iglesia de la Asunción y posteriormente se ordenó su cierre, ademas de prohibirse toda manifestación de culto religioso. Esta situación se prolongo por espacio de siete años.

Antecedido por multitudinarias protestas de cientos de católicos misantecos, fue en en el año de 1938 cuando un grupo de creyentes misantecos encabezados por el presbítero Celso Ibarra Rosendo se dieron a la tarea de conseguir la reapertura de la Iglesia.

Parroquia de la Asunción – 30 de Agosto de 1937
Manifestación de católicos exigiendo la reapertura de la Iglesia.
📷: Facebook Misantla Antiguo.

Tras la reapertura de la casa parroquial, Don David que en ese entonces contaba con 21 años, nos cuenta como el Sr. Félix de los Santos (a la postre su futuro suegro) le hizo una invitación para que prestará sus servicios a la parroquia:

fui de oficio carpintero y mientras trabajaba se reabrió el templo parroquial , entonces vino un señor (que después fue mi suegro) y me dijo: “mira, yo quiero que te quedes al frente de la parroquia”…Así pues, fui campanero, sacristán, notario y cantor  durante 45 años (del 23 de octubre de 1938 al 15 de julio de 1983).

La gente del pueblo recuerda a don David, su figura era imprescindible en la Parroquia en tiempos del padre Michel por decir algo, hacía de todo en la Iglesia, un hombre sumamente ingenioso y devoto.

Bajo su encargo vio pasar a múltiple cantidad de párrocos como lo son presbiteros: Celso Ibarra, Eustaquio Llorente, Patricio Michel, Juan Nuñez, Antonio Pineda, Miguel Reyes, y José Luis Aguilar.

Personaje muy culto

Don David fue un hombre que no asistió a la escuela, pero su intelecto fue muy amplio, todo un autodidacta y profundo conocedor de las tradiciones populares de Misantla, siempre consultado para conocer aspectos  de la cultura popular del pueblo.

Hay una anécdota que pinta de cuerpo entero la figura de don David y su preclara inteligencia. Don David sólo había cursado hasta el 3er. grado pero su sed de aprender lo llevó a la Esc. Prim. “Manuel Gutiérrez Zamora” para asistir a la misma y al llegar al salón de clases, él maestro le dijo:

-Don David, usted aquí, al contrario de que algo aprenda, usted nos va a enseñar.

Don David presentó el examen que lo promovería inmediatamente al 4º Grado y así sucesivamente hasta llegar a 6° grado, y ahí los maestros al ver lo mucho que sabia, se auxiliaban de el para dar clases. Por eso se dice que dio clases en la Manuel. Ese era David Vázquez Martínez.

Vecino del Barrio de Nacaquinia

Continuamos con su relato:

“Mi casa…¡Mirala!, ya la vez…está hecha ‘al estilo antiguo’, al principio, la pared estaba construida con tabla de laurel, bien trabajada, que conseguimos en Leona Vicario, con un aserrador llamado Alfonso; él me la trajo, estaba  a 40 pesos la docena de 3 varas de largo por 30 pulgadas de ancho, ahora ya no se consigue la madera con la misma calidad de antes.”

Don David vivió toda su vida muy cerca del “Rayito” enclavado en el Barrio de Nacaquinia en una casa rodeada de vegetación y en cuyo frente pasaba un arroyito  de aguas cristalinas, en su hogar se respiraba paz y tranquilidad, ahí crecieron sus hijos, una familia que en esa casa lleva tres generaciones.

La tromba de Octubre 1995

Entre sus relato, nos cuenta también como vivió aquel triste día del 20 de Octubre de 1995, en el que el como muchos misantecos, vieron afectado su patrimonio:

Claramente recuerdo que la lluvia empezó como a las 2 de la tarde, como a eso de las 4, me puse una manga de hule y me fui a ver el río, estaba muy crecido, regrese para decírselo a mi mujer y nos preparamos para lo que viniera. Para las 6, el arroyo que pasa enfrente de mi casa se había desbordado y el agua comenzaba a salir de las puertas de las casas de los vecinos; como a las 8 de la noche empezamos a ver que salían chorros grandes de agua y algunos aparatos de las casas, al ver esto, nos fuimos para la casa de mi otro hijo dejando todas nuestras cosas. Al otro día la vista era desoladora… solo había montones de piedra… todo lo de valor ya se había ido con el agua, lo que quedaba era lodo por todos lados; en mi casa el agua alcanzó 2 cuartas arriba de mi estatura y los perros que tengo no se cómo se salvaron los pobrecitos, los vine a encontrar arriba del baño. Todas las cosas se echaron a perder, no quedó nada, solo la casa logró resistir…

Afortunadamente las muestras de afecto y de solidaridad por parte de pobladores de la región no faltaron:

No estuvimos solos, gracias a Dios, tuvimos mucha ayuda; al otro día como a las 9 de la mañana, vimos como llegó una camionada de hombres y mujeres y yo sin saber que hacer, nada más daba vueltas, los recién llegados comenzaron a gritar… -¡David Vázquez!,-… -¡David Vázquez!… yo les respondí ¡Sí, qué se les ofrece!, y me dijeron…-“nos mandaron de Yecuatla para ayudarle, en lo que sea necesario, usted sabe lo que hay que hacer, ¿por dónde empezamos?

Décima a Don David Vázquez Martínez.

Autor: Joel Orduña Salazar

Verso elaborado por el versador misanteco Joel Orduña Salazar
En el marco del Encuentro de Versadores realizado en el1 Dia de Muertos 2019

Don David es un personaje de Misantla,  que fue muy apreciado y que nos dejó grandes recuerdos. Un gran personaje.

Fuentes:

1.Entrevista realizada por : Gómez Solano, María del Rosario (2005). Trascendencia social de la vivienda típica y tradicional en Misantla, Ver.. Tesis de Licenciatura en Antropología Histórica, Universidad Veracruzana.

2.Templo de Santa María Mizantla Siglo XVI. 2019. Ángel Miguel Cuevas Pérez

Fotos antiguas: Facebook Misantla Antiguo

Agradecemos a sus familiares por los datos proporcionados

Diseño y Edición: Alan E. Meza Virués

Comentarios de Facebook

Una respuesta

  1. David Vàzquez Martínez dice:

    Mi abuelo con gran orgullo lo digo…hombre cabal, inteligente, trabajador, y que me inculcò siempre que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.