MISANTLA: MIS MEMORIAS.

MISANTLA: MIS MEMORIAS.

Por Norberto Bogard

Mi agradecimiento infinito a un gran amigo, Norberto Bogard con quien tuve la fortuna de compartir parte de mi infancia en Misantla, muy agradecido por sus líneas en esta fecha tan especial para Misantla

Misantla: Confieso que me invade una mezcla de nerviosismo y alegría al escribir estas líneas que me pide Alfonso Meza Carmona sobre cómo recuerdo a Misantla, y es más que un privilegio el hacerlo. O intentarlo.

Cierto nerviosismo, es verdad, porque hace más de cinco décadas que dejé Misantla para ir a vivir a Xalapa, y ya más tarde me trasladé a la Ciudad de México, y a Nueva York, donde vivo actualmente. Cuánto tiempo ha pasado. Pero me embarga una gran alegría porque a pesar del tiempo, y la distancia, Misantla sigue significando mis raíces, mi pueblo hermoso, lo que soy, y un caudal de recuerdos maravillosos que puedo rescatarlos como si hubiesen sucedido ayer.

Antiguo puente colgante de Palchan. Foto: FB Juan Antonio Hernández Cruz

He regresado varias veces a Misantla en las últimas décadas, y siempre quiero encontrarme con el lugar casi mágico que representaba para mí en la niñez, con sus límites en el Plan, o en el otro extremo la salida a Colipa. Ya no es más ese sitio, ha crecido descomunalmente, pero aún así siempre quiero recordar a mi ciudad natal con la extensión que a veces me parecía gigantesca, si me ordenaban hacer un mandado a la tienda de los Reyes, que a solo cuatro cuadras de mi casa consideraba lejísimos, o pequeña si iba con placer a los sitios que más me gustaban, como el río, el Pocito de Nacaquinia o la huerta de mi tío en El Plan, con árboles de guayabas, chalagüites y jobos.

Confieso también que no me fue fácil empezar a escribir estas líneas, me sentía tan lejos de Misantla, pero era un compromiso de honor con Meza Carmona, a quien admiro por rescatar la memoria de nuestra tierra. Sin embargo, descubro que me siento más cerca que nunca, y me alegra mucho que resulte así.

Tengo en la piel sus aromas, sonidos, madrugadas frescas, anochecer con cielos llenos de estrellas, conversaciones diversas y maravillosas de decenas de personas, desde familiares, vecinos, empleados y clientes del negocio de mi padre, los sacerdotes de la iglesia, en particular el ya mítico padre Michel, y las diversas celebraciones que acentuaban con júbilo esos días en que parecía que nada pasaba en Misantla, desde la feria de agosto hasta el Día de la Cruz en el Pocito de Nacaquinia.

El Trío de los Martínez Gil con raíces profundamente misantecas

Sin duda tengo a Misantla viva en mi memoria, como pedazos de carbón que se encienden al menor soplo de aire. Y me embarga una felicidad profunda recordarla. Es la savia que ha dado estructura a mi vida. Y recuerdo de igual manera los días luminosos y los tristes, las enseñanzas imborrables y significativas de mis maestros de primaria, los cachichines, la visita anual de los Martínez Gil, que se hospedaban con su familia frente a mi casa, y convertían su viaje en un acontecimiento. También, por supuesto, los hombres y mujeres de bien de Misantla. Y mil otras memorias y recuerdos más.

Solo puedo decir, ¡gracias, Misantla!

Norberto Bogard

Norberto Bogard es un destacado periodista, ex reportero de Bloomberg News e Univisión, actual colaborador de Vanity  Fair y GQ, un gran  editorialista, egresado de la Esc.  de Periodismo Carlos Septién García, radica actualmente en Nueva York, E. U. donde su pluma sigue activa.

Comentarios de Facebook

Una respuesta

  1. Mereces Rodriguez León dice:

    Siempre te recordamos y me dio mucho gusto saber de ti y felicidades por tus logros obtenidos enhorabuena soy Mercedes Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.