MISANTLA EN TIEMPOS DE LA VAINILLA.  

MISANTLA EN TIEMPOS DE LA VAINILLA.  

  • Un producto que eses tiempo se consideraba  como fruto.
  • Las guerras de 1847 y 1862 agravaron  la situación en Misantla.

 Según una investigación del Mtro. David Ramírez Lavoignet en  siglo XIX la población misanteca en esa época inicio su etapa de mestizaje  ya que la llegada de muchas personas de fuera en el marco de la lucha independentista de 1810 incidió en la lucha por la posesión  de la tierra y desde luego en la mezcla de razas.

Según nos manifiesta el investigador misanteco, las guerras de invasión de 1847 y 1862 vinieron a agravar la situación en la población originando la destrucción en buna parte de la cultura totonoca, una época de guerra y destrucción en la zona de Misantla, que cambió las comunidades misantecas  tanto en lo cultural como en lo económico.

La vainilla catalogada en ese tiempo de “fruto” hoy se sabe que es una orquídea en el cual México es el cuarto país productor en el mundo, se cultivó de manera importante  desde mucho antes de la conquista española pero fue durante el siglo XVIII  en su primera mitad que el  precio de la vainilla  bajo, incidiendo en diversa obras en la población, tiempo en que pobladores de Colipa compraron sus tierras.

La vainilla es un cultivo que se sembró en esta región hace muchos años.

En esa época, muchos comerciantes bajaban a Colipa y Misantla  a comprar vainilla pero también vendían diversos productos a la población, fue así que se fundaron diversos poblados y caseríos en la zona derivado del comercio.

Para el año de 1826 el cultivo de la vainilla en la zona de Misantla era fuerte calculándose ingresos anuales mayores a los 60 o 70 mil pesos por concepto de la vainilla.

Para el año de 1841, el Ayuntamiento de Misantla creó la Junta Provisional Protectora de la Agricultura de la Vainilla y es en el año de 1856 cuando el avecindado francés Federico Guiochín introdujó la polinización de la vainilla en tierra de Piedra Grande en  Arroyo Hondo y para fines de ese siglo la vainilla se cosechaba con singular éxito en Jicaltepec y San Rafael.

La flor de la vainilla, hermosa.

Una vez consumada la Independencia en México, los indígenas  de la zona de Misantla siguieron cultivando la vainilla pero existieron problemas por la posesión de la tierra (Piedra Grande) que decían eran propiedad de descendientes de Guadalupe Victoria problema que posteriormente se subsanó  en 1845 cuando  la comuna misanteca a nombre de los indígenas y con apoyo de los mismos se compraron. Ya vendrían más adelante graves problemas, tema pendiente.

Fuente:”Caminito de la Independencia” David Ramírez Lavoignet

Fotos: Crédito a quien corresponda

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.