MISANTLA EN DÍAS DE MUERTOS.

MISANTLA EN DÍAS DE MUERTOS.

Dentro de unos días el pueblo de  Misantla, estará  viviendo una celebración popular muy importante que le da sentido a nuestra vida, me refiero a los días de “Todos Santos” o días “Muertos” como  le decimos.

La vida moderna ha provocado que  esta hermosa tradición antiquísima vaya cambiando o en algunos lugares despareciendo debido a varios factores que inciden en que nuestras costumbres ancestrales se vayan modificando.

Sin embargo  en Misantla que es una ciudad muy antigua persiste aún de manera especial en personas mayores, la costumbre de colocar ofrendas en los altares en sus casas  ya que nuestros mayores nos han enseñado que en estos días, el espíritu de aquellos seres que ya no están  en este mundo, regresan a casa  por ello se les recibe con comida, bebidas y todo aquello que en vida gustaba a nuestros difuntos, son días de fiesta popular y como tal observamos que en nuestro terruño, persiste esa hermosa costumbre.

Son días en que las familias se preparan con antelación, esto se observa más en familias humildes que pese a  la situación crítica que prevalece en materia económica, hacen un esfuerzo para festejar a sus fieles difuntos.

Los altares misantecos se visten de colores y sabores.

La clase media o alta, poco participa de esta bella tradición, pero no podemos generalizar, es claro que hay personas que observan religiosamente esta costumbre prehispánica,  otras modas han surgido pero es notorio que la fiesta de Todos Santos tiene un distintivo netamente popular, una costumbre que se niega a morir.

Así vemos en las casas como se colocan altares, con muchas velas, mamones de plátano, incienso,  flores de cempasúchil y muchos elementos más   lo mismo sucede en escuelas, en diferentes dependencias y es que guardar nuestras  tradiciones es algo muy significativo que está muy arraigado en nuestro pueblo.

Una hermosa tradición que en Misantla no se olvida

En casa no pueden faltar las diversos tamales, el atole champurrado o agrio con su respectivas bolas de pipían, el tradicional mole o diversos guisos, los diferentes  dulces de calabaza, manjares, las muy variadas figuritas de jamoncillo ni tampoco el aguardiente, la cervecita o cigarro aunado a diversas cosas que gustaban a nuestros difuntos.

Pese a que actualmente estamos pasando por una pandemia sanitaria muy difícil, vemos como a nuestra ciudad llegan sus hijos que radican en otros lugares, nuestra ciudad se contagia  de alegría, de movimiento, días de fervor hacia  nuestros difuntos y es que una tradición como la Todos Santos  no se puede ignorar, desde luego que guardando las medidas sanitarias todo es posible.

Disfrute de esta bella tradición,  el Día Muertos es una fecha muy importante en la cultura mexicana.

.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.