Misantla del ayer: La Normal Rural de Misantla

Misantla del ayer: La Normal Rural de Misantla

ASÍ ERA LA VIDA EN LA NORMAL RURAL DE MISANTLA

Muchos desconocen la historia, sin embargo el 4 de agosto de 1952, empezó a funcionar en Misantla, Ver. la Esc. Normal Rural. Aquí transcribimos una pequeña historia de la vida estudiantil de esos días.

“Cuando todavía no cantaban los gallos no terminaban de cantar y las sombras de la noche y la bruma matutina del campo misanteco apenas comenzaba a disiparse con la claridad del día, exactamente a las 5:30 de la mañana, el alumno corneta de órdenes tocaba la llamada de banda de guerra: clarinada que alegremente invadía todo el pueblo.

Los que pertenecíamos a la banda, aun cuando no durmiéramos en las galeras de la escuela en la calle Alatriste, por obligación teníamos que estar presentes. Siempre nos costaba trabajo levantarnos, pero nunca faltábamos aunque llegábamos barriéndonos a la formación al frente de la escuela. A las 5:45, pues, se iniciaba el toque de diana completo para que, al terminar a las 6:00 en punto, todos los alumnos estuvieran formados frente a la oficina de la Dirección de la escuela, que estaba en la misma calle de Alatriste, casi esquina con la calle de las Cruces.

El maestro o el alumno de guardia pasaba lista y nos revisaban aseo, que consistía en que las manos y la cara, así como la ropa, estuvieran limpias. A las 6:10 de la mañana, se nos ordenaba pasar a los salones de clases: A esa hora, los profesores ya se encontraban en la escuela y presenciaban el pase de lista. Invariablemente, nuestro Director, el profesor Limón, vigilaba el acto todos los días.
Teníamos tres clases matutinas : de 6:10 a 7:00, de 7:00 a 7:50 y de 8:00 a 8:50. A las 8:45 se daba toque de comedor, ya fuera con corneta o con la campana con la que se llamaba para iniciar o para finalizar cada clase. Aun estando en clases, los meseros salían en forma discreta de los salones para ir a servir las mesas en el comedor.

Primeras instalaciones de la Escuela Normal Rural de Misantla

Como ya dije, el comedor era una enorme galera con techos de lámina de cartón que estaba enfrente de la casa que era la escuela, y en cuyo interior se encontraban los salones de clase y las oficinas administrativas. En las mesas grandes de madera cabíamos 12 alumnos sentados en una largas bancas sin respaldo.

A los meseros que solían ser dos, los elegían a su gusto los alumnos de cada mesa; en algunas se designaban por una semana, en otras por un día o por dos semanas o por un mes; por lo regular era por una semana. Desde luego la elección, se efectuaba de manera democrática, aunque a la mayoría de los estudiantes les gustaba ser meseros sobretodo a los tragones. Cuando se nombraba a alguno que no quería, porque siempre había alguien así se podía elegir otro. “

Cada año se realiza un encuentro de exalumnos de la desaparecida Normal Rural Misantla

• Tomado del libro “Hubo una vez una escuela Normal Rural en Misantla, Veracruz:” del autor Salvador Hernández Mejía de Edit. Ángeles Editores.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.