HABLANDO DE CARNAVAL

HABLANDO DE CARNAVAL

Ángel Miguel Cuevas y Pérez.

Cronista de la Ciudad de Mizantla.

Si nos ponemos a hablar de carnaval en una fecha como la presente tal vez nos parezca de manera inusual porque por todos es sabido que la fiesta de carnaval es una semana inmediata al inicio de la cuaresma que marca la Iglesia católica romana, en las ciudades chicas y pueblos, para ellos el carnaval es una fiesta pública que la pueden celebrar en cualquier época del año, incluso llamándole carnaval de primavera para unos o carnaval de verano para otros, total siendo diversión y motivo de tomarse unas copas y cervezas da lo mismo.

Si nos remontamos un poco a la historia del origen de su celebración, parece ser probable que tienen su procedencia en las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, los saturnales y los lupercales romanas, o las que realizaban en honor del toro Apis en Egipto, para muchos historiadores los orígenes se remontan a la antigua Sumeria y Egipto hace más de cinco mil años, celebraciones muy parecidas a las de los romanos que se extendieron por toda Europa y traídas a América por los navegantes españoles y portugueses.

Durante la edad media europea la iglesia católica propuso una etimología de la palabra carnaval proveniente del latín vulgar carne-levare que significa abandonar la carne. El carnaval está asociado a las festividades religiosas del catolicismo y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales, por la celebración inmediata del inicio de la cuaresma que nos invita a la reflexión y la penitencia, señalando al carnaval como la fiesta de la carne, en honor a la diosa pagana celta Carna, según historiadores de finales del siglo pasado, convirtiéndose actualmente en una fiesta popular de carácter lúdico.

Para Marta Cortes en su libro “Los carnavales de Veracruz” señala que “El carnaval es la fiesta de las insensateces de las excentricidades y de las locuras. El hombre conserva todavía la afición, en días determinados de cubrirse el rostro con un antifaz para poder entregarse más libremente a ciertas expansiones y reírse de sus semejantes”.

Como se ha dicho, esta fiesta se expandió por toda Europa que durante la edad media la mayoría o todos los países eran gobernados por monarquías y parodiando a las mismas empezaron a surgir reyes y reinas con sus cortes reales para dar más colorido a estas festividades; recientemente estuve en Actopan en la fiesta anual que celebran a finales de mayo y primeros días de junio, que han llamado ”Feria del Mango” en la coronación de los reyes un comediante que amenizaba el evento se quedo sorprendido al coronarse tantos reyes y reinas que infantiles, que de la tercera edad algo cómico cuando el comediante le pregunto a la reina mayor que reinado representaba y ella le contesto con la picardía costeña que era la reina de los pájaros caídos a lo que respondió el publico con sonoras carcajadas, le siguió la reina y rey de la feria y otras más.

Imagen nostálgica de un carnaval en Mizantla.

Pero el motivo de este comentario el día de hoy es para dar algunos pequeños datos del origen del carnaval en Misantla, porque todo mundo en estos días habla del carnaval por ver a la gente disfrazada haciendo payasadas y la novedad de los carros alegóricos, pero ignoran mucho de su celebración, pues bien el origen del carnaval en nuestra Ciudad como en otros lugares tienen sus características propias y en caso de Misantla se remonta a los antiguos fandangos que se realizaban en los cuatro barrios de nuestro pueblo unos días antes de la cuaresma a donde asistían a bailar en unos entarimados que se montaban o a ras de piso, hasta que fueron tomando forma y se empezaron a realizar en el centro de la población, a esto empezaron a tener innovaciones de otros lugares, copiando tal vez a los carnavales del puerto de Veracruz o al de Xalapa que eran los lugares más cercanos que realizan estas fiestas desde muchos años atrás, hay registros de las fiestas de carnaval en Mizantla desde los años veinte o tal vez un poco antes con todos los eventos que van desde la quema del mal humor, coronación de la reina y en aquel entonces coronación del rey feo al que hoy pomposamente le llaman el rey de la alegría el paseo de la reina y algunos seguidores disfrazados de distintas formas, sin faltar el baile de carnaval o el baile de la reina a la que asistía la corte real, para finalizar el siguiente martes con el entierro de Juan carnaval y la lectura de su testamento. Como señale anteriormente se tiene el registro que en el carnaval de 1920 la reina fue la señorita Clementina Grallett se sabe que su madre doña Enriqueta había sido princesa de un carnaval también.

Imagen de un carnaval moderno, donde participan contingentes de otros lugares.

Como en todas las festividades que no tienen un comité permanente, estas fiestas están expuestas a su realización o suspensión, se necesita tener a un buen promotor que organice todo este evento que no es nada fácil, el carnaval en Misantla estuvo suspendido por varios años hasta que fue nuevamente retomado por los señores: Jesús Pérez Ramírez (+) mejor conocido como Don Cuco Pérez, Feliciano Álvarez Aguilar, el C.P. Antonio Arroyo Pérez, la señoras Emma Martínez (+), Cira Pérez entre otras personas en el año de 1987, los paseos o desfiles estaban integrados por grupos de jóvenes de la localidad o por alumnos de algunas instituciones educativas y las premiaciones eran a cuenta de algunos establecimientos comerciales; dos años después en 1989 es realizado por los integrantes del Club Rotario. Don Cuco Pérez por muchos años fue un gran impulsor de estas fiestas a veces con apoyo gubernamental o sin él, trataba de sacar adelante el festejo. Los carnavales que se realizaron en nuestra Ciudad en los años treinta y cuarenta y tal vez en los años cincuenta se realizaban en las fechas que marcaba el calendario anual, una semana antes de que se iniciara la cuaresma católica.

Hoy los carnavales, lamentablemente van perdiendo la sana diversión de los años idos, ahora son otra cosa, por el exhibicionismo, la gran cantidad de bebidas embriagantes que se venden y hasta substancias prohibidas y sexo, acompañados de música estridente, pero en fin es la diversión del pueblo, en los carnavales actuales participan comparsas y grupos musicales de otros lugares así como carros alegóricos más vistosos como decía nuestro premio nobel de literatura Octavio Paz de alguna manera se deben sacar esos estímulos reprimidos. Tal vez en el desarrollo de este comentario queden por ahí algunos datos de una posible fecha más antigua de su realización y de quienes participaron como reyes de estas fiestas, por lo que mucho les agradecería la información que tengan y nos la puedan facilitar para enriquecer este trabajo.

Fotos y texto: Tomadas de la página “EL CRONISTA” de Miguel Ángel Cuevas Pérez.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.