CORRIDO AL CICLÓN “JANET”. (1955)

CORRIDO AL CICLÓN “JANET”. (1955)

Autor: Marcial Perdomo Matus.

Don Marcial Perdomo Matus fue un personaje popular del siglo pasado, autor de muchos corridos un género literario musical  catalogado como autóctono que  relata vivencias del pueblo, Don Marcial Perdomo Matus fue una   especie de juglar cuyo mérito es haber dejado plasmado en letras una serie de  acontecimientos populares  relatados con características muy especiales como el presente en el que demostró  gran amor por su terruño.

Muchos recordarán el ciclón Janet que azotó  una parte de nuestro país, especialmente del sureste un 29 de septiembre de 1955 y que don Marcial describió con gran maestría, aquí se lo dejamos:

Voy a cantar un corrido

Con mucha pena y tristeza

Diciendo lo que ha ocurrido

En la Colonia Francesa.

Septiembre día 29

Cincuenta y cinco fatal

El corazón se conmueve

De un caso fenomenal.

San Miguel el gran patrón

De diferentes lugares

En su día, azotó un ciclón

Que destruyó los hogares.

San Rafael, pueblo hermoso

Tan amable y popular

Lo azotó un ciclón furioso

Que lo quería exterminar.

Famoso río “ El Palmar”

Sus aguas se desbordaron

Hasta convertir en mar

Los lugares que inundarón.

Con la fuerza del ciclón

El río con toda fiereza

Inundó gran extensión

De la Colonia Francesa.

En Martínez de la Torre

Lo mismo en Independencia

El agua descarga y corre

Sin piedad y sin conciencia.

Varias casa se llevó

De la misma población

Y el pueblo se estremeció

Con tan terrible ciclón.

Paso Largo no sufrió

La consecuencia fatal

La Defensa agonizó

Máximo García y el Pital.

San Rafael, devorado

Por el agua torrencial,

Pues la lluvia a clausurado

Su potencia comercial.

Jicaltepec ha sucumbido

Por el nefasto ciclón

La creciente ha destruido

Más de media población.

Nos parecía el día del juicio

El furioso vendaval

“nomas” de ver el perjuicio

En la región tropical.

Horas muy negras pasaron

 en la Colonia francesa

de ver lo que presenciaron

causaba horror y tristeza.

Dispuestos de a  toda suerte

Con asombro y con temor

Sólo esperaban la muerte

Para entregarse al creador.

Completamente barrido

Barra de Palmas quedó;

Río y mar embravecidos

Sus casitas les llevó.

Nautla muy poco  sufrió

Pero salvo varias almas

Y auxilio les prestó

A  los mártires de Palmas.

Telaya no se escapó

De la creciente furiosa

En Troncones inundó

La Reforma y Zaragoza.

Varías vida se perdieron

Por la causa del ciclón

Muerte  espantosa tuvieron

Pasando a otra mansión.

Esa tromba tan furiosa

A Misantla conmovió

Varios perdieron sus chozas

Pero al fin dios, perdonó.

 También Santa Cruz sufrió

Los rigores del ciclón

Por dos veces se inundó

Salvando su población.

“ Nomás” se veían  bajar

Las partidas de ganado

En ese furioso mar

Que el ciclón había formado.

Sin duda, el creador dispuso

Dar luz al canto que entono

Porque estos versos compuso

El viejo Marcial Perdomo.

Foto: Maritza Perdomo Ríos.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.