MISANTLA A TRAVÉS DEL TIEMPO.

  • Misantla, ciudad que ha crecido mucho.
  • Los avances se ven  por todos lados.
  • Debemos conocer su historia.

Misantla no siempre ha sido  la ciudad como la  que hoy conocemos, ha pasado por muchas etapas, la independencia, la revolucionaria y una serie de luchas que la han hecho grande, la han marcado,  sus habitantes han sido un factor decisivo  para conseguir que la ciudad avance, progrese  pese a encontrarse enclavada en un lugar geográficamente difícil pero la voluntad ha sido mayor y en la actualidad Misantla es una ciudad pujante, con mucha historia y tradición, aquí les dejamos una pequeña parte de su historia.

 Durante el porfiriato, Misantla al igual que muchas poblaciones en México, vivía en relativa calma, un pueblo situado entre la costa y la sierra en el que   se adolecía de vías de comunicación, al estar situado en las  estribaciones de la Sierra Madre Oriental Misantla tenía grandes limitaciones especialmente la comunicación con la capital del estado, eran tiempos difíciles no sólo por la situación política que se vivía sino también por las condiciones materiales en que vivía el pueblo.

Una escena de la época porfiriana.

Fueron varios los intentos de progreso que se hicieron durante muchas décadas, la entonces Villa de Misantla padecía serios contratiempos en la comunicación pese a los avances en materia de telégrafo  y correos, servicios que ya se prestaban  en la población pero de uso restringido.

En la  época de Don Porfirio Díaz, se inauguró en la goteras de la incipiente  Villa un puente de mampostería, lleno  de arcos, ubicado en la salida de la población que conectaba con el camino conocido como el “algodón” y que la vez servía para que la población misanteca, tuviese un lugar de esparcimiento ya que era visitado  de manera asidua por la sociedad de aquella época, un lugar de recreo por así decirlo.

Ese puente conocido como el puente grande o Cánovas,  en cuyos inicios por el año de 1906 se conoció con el nombre de Teodoro A. Dehesa, fue destruido por un ciclón entre los años de 1926 y 1928 dado que en su construcción no se utilizó cemento, mucho menos varilla , además que era demasiado bajo, en la actualidad se puede apreciar parte de lo que fue su estructura por el rumbo de la Col. Pedregal.

El Puente Cánovas así luce en la actualidad.

En esa época cantonal en que gobernaba Francisco Cánovas y Pasquel   en Misantla se realizaron obras  como puentes, mejoramiento de calles, alumbrado público, arreglo del parque municipal pero no se   construyó  una camino apto con la capital de estado, fue hasta el gobierno de Don Rafael Murillo Vidal en la década de los 70s en que se dotó a la  región de una imponente carretera vigente hasta nuestros días que atraviesa la Sierra.

La historia de Misantla siempre ha estado ligada a los grandes capitales y personajes influyentes, de ahí se entiende su estancamiento durante muchos años, incluso después de la independencia nacional, una etapa de nuestro país que trajo desarrollo a otras partes pero a Misantla no, la limitante eran los recursos, la escabrosa geografía  y  la falta de interés de algunos actores de la política nacional.

La llegada de la revolución mexicana trajo a Misantla algunos cambios en la vida del pueblo, la participación de personajes en el movimiento armado fue clave para su despegue, pero la situación de la comunicación no había cambiado mucho.

La revolución mexicana causó en  Misantla cambios en su forma de vida no muy gratos, prevalecieron los asaltos, la inseguridad en caminos, existió destrucción en servicios como correos y telégrafo, el comercio se estancó, en fin un panorama nada bueno para la población, el movimiento armado de 1910 desde luego que trajo cambios positivos con el tiempo, así debe verse.

Así lució hace décadas la salida hacia Martínez de la Torre

Esta es una pequeña parte del Misantla actual, donde la historia ha sido de gran importancia, así se debe de ver.

Fotos: Con  el crédito correspondiente.

Bibliografía: “Caminito de la Independencia” de David Ramírez Lavoignet

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.